3, 2, 1… ¡acción!

Russell Crowe apesta en su versión de Noé

No es que Russell Crowe sea uno de esos actores que van siempre inmaculados y de punta en blanco, pero esta vez su aspecto desaliñado se le ha ido de las manos. Cuenta un implicado en el rodaje de la historia de Noé, su arca y el diluvio universal que se ha metido tanto en el papel que se niega a ducharse y usar productos de higiene personal básicos como el desodorante. No sería un problema si no fuese porque su falta de aseo ha empezado a espantar a sus compañeros, que dicen que no hay quien esté a su vera. "No quieres estar a su lado cuando él pasa. ¡Apesta!", ha dicho alguien de dentro a National Enquirer. Obviamente, la fuente no ha querido que se conozca su nombre.

Así es el Noé de Russell Crowe (Paramount)
No contento con huir de una buena ducha y no usar desodorante, según parece Crowe también se ha pasado con las calorías ingeridas para engordar y parecer más viejo como exige su personaje. La combinación está resultando un verdadero calvario para sus compañeros. "Todo eso se combina para crear una mezcla de inmundicia y suciedad. Todo el mundo está contando los días que quedan para que el proyecto acabe".

[Relacionado: Así se construye el arca de Noé]

Crowe ha tomado esta antihigiénica postura para darle mayor credibilidad al personaje de Noé ya que en la época del diluvio había mucha agua, pero poco jabón. Habrá que ver si realmente logra su objetivo de esta manera. De momento, lo único que ha conseguido es convertirse en el apestado del grupo. Algo que teniendo en cuenta los avances del cine, quizá no hubiese sido necesario.

Por suerte para los lectores, las imágenes no desprenden olor, aunque es cierto que su caracterización como Noé es muy de la época, donde la higiene brillaba por su ausencia. El responsable de llevar al cine este pasaje de la Biblia es Darren Aronofsky (Cisne negro), que se encuentra con todo el equipo rodando en Islandia. La película se titula Noah y está previsto que se estrene en marzo de 2014.

[Te puede interesar: Russell Crowe se pone épico en el rodaje de Los Miserables]

Se trata de una producción de proporciones bíblicas, nunca mejor dicho, que servirá para ver como Aronofsky, acostumbrado al cine más bien independiente y de historias retorcidas, se defiende con un presupuesto mayor y un reparto de grandes nombres. Para Noah ha contado de nuevo con Jennifer Connelly, con la que trabajó en Réquiem por un sueño. Destacan también otros nombres como Logan Lerman y Dougral Booth interpretando a los hijos de Noé; Emma Watson y Anthony Hopkins, que será Matusalén, abuelo del constructor del arca y que vivió hasta los 969.