Andrew Garfield se negó a aumentar su físico para la nueva Spiderman

Cuando un actor se apunta a una saga de superhéroes lo primero que deben hacer es aumentar su masa muscular. Chris Hemsworth (Thor), Chris Evans (Capitán América), Ryan Reynolds (Linterna Verde), Hugh Jackman (Lobezno), entre muchos otros, lo hicieron. Dieta y ejercicio diario durante meses. ¿Pero qué ha sucedido con Spidey? ¿Por qué Andrew Garfield ha sido el único privilegiado que no ha tenido que sacrificarse tanto?

[Relacionado: Así se logró la mágica transformación de Chris Evans]

El nuevo Peter Parker del cine ha declarado en una entrevista que decidió junto a los productores no aumentar sus músculos y mantener su aspecto delgado para el personaje, para que sea diferente al resto de superhéroes.

"No queríamos que fuera un Jason Statham metido en un traje", comentaba el actor de 28 años. "Queríamos un Peter Parker que fuera mitad araña-mitad chico. Tan solo tiene ADN arácnido en sus venas así que no tenía sentido que apareciera todo inflado".

La película dará pie a varias secuelas

Los carteles del filme cuentan con una frase que ha despertado la curiosidad de los fans. Se trata del subtítulo "La historia jamás contada", algo que acaba de explicar el director, Marc Webb, en una entrevista a MTV.

"Quería darle al público algo nuevo, comenzando por la historia de los padres, que continuará revelándose probablemente en varias películas", revelaba el realizador. "No terminamos de contar esa historia en esta primera película. Es un misterio que continúa", añadía.

`The Amazing Spider-Man´ llegará a España el 6 de julio.